EL ORIGEN

Cierto es que si algún día discuto con alguien sobre de quién fue la idea de escribir un cuaderno, un diario, un blog, o como lo queramos llamar sobre viajes, reconozco ante este todopoderoso vehículo llamado Internet que no, la idea no fue mía, sino de “la persona que tengo a mi lado”. En ningún momento me pareció una idea merecedora de desechar, pero tampoco se fijó en mi mente como un proyecto prioritario que inmediatamente tenía que comenzar a ejecutar…

Sin embargo, tras reflexionar, meditar y curiosamente regresar de uno de mis viajes, uno de nuestros viajes, he notado, casi diría que he sentido la necesidad de comenzar a dar rienda suelta a los pensamientos e imágenes que revolotean ahora mismo por mi cabeza recién aterrizado de, como decía, uno de tantos viajes que solemos realizar al año.

¿Habéis sentido alguna vez la necesidad de, tras ver algo maravilloso, tener “inexplicablemente que explicar” con tanto entusiasmo que se hace casi imposible hacerlo, esas ideas, que como antes decía, revolotean por la cabeza de uno, y que sólo ahí podemos reunir hasta llegar a un momento de tanta euforia, incluso éxtasis lo llamaría, que nos hace regresar al lugar (lamentablemente no de forma corpórea) que tenemos en mente?

 

Yo, no amigo de las tecnologías, tampoco enemigo, tengo que reconocerlo, no usuario de redes sociales, de blogs de ningún tipo… aunque sí amante de boli y papel donde representar todas esas ideas que de vez en cuando quieren salir de mi cerebro dirección al cuaderno que tenga más próximo, voy a intentar con este “blog”, como quiere “la persona que tengo a mi lado” que llamemos a este mecanismo de plasmación de ideas relacionadas con nuestros viajes, intentar ser de ayuda a viajeros con o sin rumbo, a no viajeros, a personas a las que les gusta soñar, a las que les gusta dormir sin soñar, a las que les gusta volar, a las que prefieren viajar por tierra,… a todo tipo de gentes,y dar a conocer y compartir vivencias por los múltiples paraísos que tenemos a tan pocos kilómetros, a tan escasas horas e incluso a minutos. El objetivo que me marco, que nos marcamos, es que esos kilómetros se conviertan en centímetros, que esas horas se conviertan en segundos, que esos “pasajes”, “billetes” o tickets se conviertan en teclas de ordenador útiles para comenzar el verdadero viaje mucho antes de tener que hacer la maleta(por cierto, también os daré consejos de cómo hacerla según los sitios que vayamos a visitar).

Sin más preámbulos, y utilizando las palabras arriba ya escritas, me propongo dar rienda suelta a mi experiencia como caminante, como conocedor(en algunos campos) y completo desconocedor(en otros muchos), como persona que ama conocer culturas, lugares, y como persona que desea también conocer las experiencias de otras muchas que pensáis como yo, como nosotros.

 

Comencemos a descubrir latitudes y longitudes que nadie conoce, comencemos a explorar lugares inexplorados…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s